lunes, 12 de octubre de 2015

¿Por dónde empiezo un proyecto de scrap?

Cuando uno se pone delante de la mesa de scrap desordenada piensa... ¿y por dónde empiezo? ¡Es más! Cuando decidimos dedicar más de nuestro tiempo al scrap también pensamos ¿y por dónde empiezo?

Últimamente, observando trabajos de otros blogs, retos, distintos estilos, me he planteado cómo hacer frente a ese primer momento creativo en el que la cabeza da muchas vueltas y no sabe por dónde empezar.


A mi me ha llevado mucho tiempo darme cuenta de qué estilo busco, qué elementos meter en cada tipo de proyecto,... y por eso quería contar un poco aquí, y con suerte ahorrarle a alguien el tiempo que he necesitado yo para eso :)




Pues bien, cuando comenzamos un proyecto de scrap definimos de qué tipo será, ya sea un layout, álbum, mix media, arte alterado, tarjetas... Esto es importante para no comenzar con una idea y terminar con otra totalmente distinta (que tiene su gracia, pero a veces puede ser un poco frustrante)


A continuación uno piensa la paleta de color que le gustaría utilizar. Existen proyectos muy coloristas, que mezclan todo tipo de colores, otros más vintage, otros en colores pastel, negros y blancos... Las opciones son infinitas, pero es mejor definirlo inicialmente para que luego vaya todo más fluido y podamos elegir los elementos en consonancia. Si quieres un poco de inspiración puedes consultar las paletas de Desing Seeds, por ejemplo.

En cuanto al material, principalmente cuando vamos a crear un layout, álbum, o tarjeta, creo que es muy indispensable disponer de una colección de papeles bonita. En caso de mix media y arte alterado no necesariamente es así. Igual piensas: "Pero es que no me gustan todos los papeles de la colección", "Es que los blocks son muy caros", "y ¿qué hago con lo que me sobre?"... ¡Realmente merece la pena! Los blocks de papeles están pensados en una gama concreta y conjuntan entre sí, con lo cuál tenemos solucionado el tema de la paleta. De caros nada, ¡ya verás como lo aprovechas y el resultado merece la pena!. Y si sobra, ¡ya lo aprovecharás en otro proyecto, el scrap es así!

Cuando empecé a dedicarme en cuerpo y alma al scrap me dí cuenta de que es muy importante tener material a mano para que surja la inspiración. Cada vez que me sentaba a comenzar un proyecto me desquiciaba porque no tenía esto o aquello que había visto en mis fuentes de inspiración (Instagram, y Pinterest especialmente). Así que decidí hacer mi primer pedido grandecito para surtirme de alguna tinta, papeles, stencil, brads... Merece la pena hacer una pequeña inversión inicial, y según vayas definiendo tu estilo y gusto, sabrás si te hace falta más tintas, o papeles, o adornos, etc. 



Un pequeño truco de inspiración es tener un organizador donde veas los elementos o colores principales que más te inspiren. Así, aunque tengas poco material, de una primera vista puedes hacerte una idea de lo que quieres crear. ¿Me dejas que te dé un poco de envidia con el mío? ;)



Y, para mi, el quid de la cuestión y la diferencia entre un proyecto de scrap y un collage de los niños en el cole es la cohesión de los elementos. Posiblemente es la parte más difícil del scrap básico (sin contar técnicas de bellas artes, etc) y que sólo se consigue a base de aprender y practicar. Me explico, ¿no?

                                      Fuente                                                                   Fuente

Para este complejo tema de la cohesión, es útil comenzar buscando un sketch o boceto. Hay miles en internet, y dan mucho juego, son muy versátiles, y animan a mejorar la técnica.

Espero que con estas pequeñas pautas, puedas mejorar la técnica, y que haya servido de ayuda a las personas que me habéis preguntado sobre los pequeños básicos de todo aficionado al scrap. Si tienes más dudas, déjalas en la cajita de comentarios :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario