lunes, 10 de julio de 2017

Mi Boda DIY. Pegdoll para mi Dama de Honor



¡Muy buenos días! ¿Cómo están ustedes? ¡Espero que de vacaciones! ¡O casi!

Yo, en verano tengo el síndrome del dominguero, vivo todos los días de vacaciones. En cuanto sale el sol y tenemos buen tiempo, veo a tanta gente de vacaciones y se me pega el buen rollito veraniego. Incluso cuando estoy trabajando más horas, tengo la sensación de que "sólo trabajo un rato" y luego me voy a tomar unos pinchitos, a la piscina... No sé, creo que tengo un síndrome un poco raro pero a mi lo de vivir el verano me requetechifla 😃

Pero a lo que íbamos, al post de hoy, que también es el último de la temporada. Y es que los dos veranos blogueros anteriores continué posteando y al final ya no sabía de dónde sacar ni cuándo preparar cositas para enseñaros. Así que voy a aprovechar el verano para hacer un paréntesis, descansar como todo el mundo e ir preparando la vuelta al cole porque se avecinan cosas nuevas e interesantes que quiero amasar a fuego lento y con topping de buen rollito 😉


Eso sí, por supuesto seguiré dando la tabarra en las redes, que ya sabéis que yo sin Instagram, Facebook o Pinterest no puedo vivir. Y, para todo lo demás, siempre nos quedará el email.

El post de hoy, que es el último de la temporada, cierra un ciclo muy especial para mí. La preparación de mi boda fue larguita pero eso me dio la oportunidad de tomarme mi tiempo para rodearla de detalles que han ido dando lugar a la serie de post MI BODA DIY. Una buena ristra de ideas para novias amantes de las manualidades o para mentes creativas que jueguen con mi idea y la adapten a una fiesta o regalo aunque no tenga nada que ver con bodas.



Y hoy termino con el post más DIY de todos los de Mi Boda Diy, y es que mi amiga Cris es mucha amiga y mucha Dama de Honor y con ella tenía que cerrar esta temporada y esta serie de post. Si no habéis visto los otros dos regalitos que le hice puedes pinchar AQUÍ y AQUÍ para verlos.

Aunque el rollito de las Damas de Honor no se lleva mucho en España, como os digo, Cris se ganó el título a pulso. Cuando le dimos la noticia de que nos casábamos ella sacó del bolso el Diario de la Novia que había ya comprado antes en previsión de aquel momento. Creó un tablón en Pinterest para que pudiéramos ir metiendo ideas para la boda. Me arrastró a varias tiendas de trajes de novia y os aseguro que la mayoría de las veces ella iba con más ilusión que yo. Y así una larga lista.



Y aunque esas son algunas de las razones por las que le hice su Kit de Dama de Honor con varios regalitos, aún no os he contado el porqué de ésta figurita, aunque seguro que si has leído hasta aquí ya lo imaginarás. La Pegdoll es ella misma pintada y vestida como fue el día de mi boda. 



La aventura para conseguir el look fue tremenda, (¡anécdotas para nuestros nietos!) pero iba tan guapa que en cuanto vi estas muñequitas de madera en Mia Mandarina, me lancé a probar a pintar una. 



Tiene muchos defectos, pero está hecha con mucho cariño y eso es lo que cuenta 😊

Y para que lo veáis os dejo un vídeo del making off. No seáis muy malos, que lo suyo me costó. Hay que tener un pulso tremendo... 



Espero que os haya gustado este último post de la temporada. A la vuelta nos vemos con energías renovadas y más novedades. Y si no queréis que se os pase el primer post de septiembre, suscribíos en la barra derecha del blog (en visión ordenador, en móvil no deja...) y así también me hacéis un poquito más feliz a mí 😊

¡A la vuelta nos vemos por aquí, y en verano en las redes sociales! :)

                                                                           

No hay comentarios:

Publicar un comentario